Los nuevos transistores de grafeno podrán autorefrigerarse

El grafeno será uno de los materiales que entrarán con fuerza en el mundo de la tecnología y en nuestra vida diaria dentro de pocos años. Entre sus usos se piensa en la posibilidad de reemplazar el silicio para la fabricación de los futuros procesadores de los ordenadores. Ahora un nuevo descubrimiento reafirma el papel del grafeno en la fabricación de futuros transistores: se ha descubierto que este material puede enfriarse a sí mismo.



El descubrimiento fue realizado por científicos de la Universidad de Illinois, un equipo dirigido por William King y Eric Pop. Esta capacidad para la autorefrigeración se descubrió utilizando un microscopio atómico para realizar mediciones térmicas a nivel nanométrico de un transistor funcional. A diferencia del silicio, el calor producido por un transistor de grafeno fue mucho menor. "En el silicio y en la mayoría de los materiales conocidos el calentamiento eléctrico es mayor que la capacidad de autorefrigeración", asegura el profesor William King.

"En el caso del grafeno, hay zonas en las que el enfriamiento termoeléctrico es superior al calor acumulado, lo cual permitiría a los transistores refrigerarse a sí mismos".

El grafeno está compuesto por una malla de dos dimensiones hecha a partir de átomos de carbono en forma de red. Su grosor, por lo tanto, es de un sólo átomo, lo cual permite infinitas posibilidades en el mundo de la tecnología, como la fabricación de chips más pequeños que los existentes.

Sin embargo, el silicio sigue siendo el material preferido para la fabricación de los microprocesadores y aún quedan años para que podamos ver el grafeno en nuestra vida cotidiana. Mike Mayberry, investigador de componentes de Intel, lo explica así: "La industria tiene tanta experiencia con el silicio que de momento no hay planes para sustituirlo: sus propiedades lo convierten, de momento, en el material ideal".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...