Nanoguitarra que se toca con un láser


Investigadores de la Cornell University construyeron la guitarra más pequeña del mundo. Su tamaño es equivalente al de un glóbulo rojo sanguíneo. Ahora han vuelto a crear una nanoguitarra que, además, se puede tocar.



Para tocarla se utiliza un láser. La luz del láser puede causar la oscilación de dispositivos muy pequeños que han sido diseñados para ello: las cuerdas de esta nanoguitarra. La luz del láser golpea las cuerdas que, al vibrar, crean patrones e interferencia en la luz reflejada. Este efecto puede ser convertido en notas audibles. De momento sólo han obtenido tonos simples, pero se prevé que en breve se puedan tocar acordes completos.

El diseño de esta guitarra en cuestión pretende imitar a la legendaria Gibson Flying V.

1 comentario:

  1. Sara dice: ¿Por qué va a hacer esta guitarra un mundo mejor?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...